Jonny Brownlee reflexiona sobre su legado olímpico

jonny brownlee legado olímpico
Foto: Tommy Zaferes // World Triathlon

Su carrera se ha visto algo ensombrecida por figuras como la de Javier Gómez Noya o la de su propio hermano, pero, casi sin hacer ruido, Jonny Brownlee se ha convertido en una de las grandes figuras de la historia del triatlón ITU.

En silencio, el británico consiguió 45 podios consecutivos entre 2010 y 2014, fue campeón del mundo y consiguió otras cuatro medallas individuales (tres platas y un bronce), tiene tres títulos mundiales de relevos mixtos y ahora, una década después, cierra un ciclo convirtiéndose en el único triatleta en ganar las tres medallas olímpicas: oro, plata y bronce.

Un último baile con final feliz

A sus 31 años, el menor de los Brownlee tenía claro que el de Tokio sería su último baile y el de una generación de triatletas que elevó el deporte a lo más alto. Junto a él se ha despedido Javier Gómez Noya y Alistair, su hermano mayor, que no pudo estar en estos Juegos. Tres hombres que durante años nos regalaron unas de las rivalidades más grandes de la historia del triatlón.

Jonny fue siempre en menos mediático. Vivió, trabajó y compitió bajo la sombra de un asombroso Alistair. Por eso mismo, como premio a su carrera, le ha tocado a él vivir el final feliz.

No sólo ha logrado una meritoria quinta plaza cuando estaba fuera de toda quiniela, sino que además ha hecho historia convirtiéndose en el primer campeón olímpico -junto al resto de sus compañeros de selección- del relevo mixto y pasando a ser el único triatleta con tres medallas olímpicas.

Ahora, en una entrevista que ha publicado la federación británica de triatlón, el de Yorkshire ha hablado sobre su carrera y, en especial, sobre lo que significa para él el legado que deja en el triatlón de corta distancia. 

«Siento que he completado mi viaje»

Con un Alex Yee que, a sus 23 años, ha logrado dos medallas olímpicas, el «veterano» británico sabe que es momento de dejar paso a las nuevas generaciones. Por eso se marcha en paz consigo mismo. “Siento que he completado mi tipo de viaje en los Juegos Olímpicos ahora y estoy listo para un nuevo desafío«.

“Los Juegos Olímpicos son algo en lo que quieres presentarte en la mejor forma posible, y quieres darlo todo porque es un evento deportivo increíble, así que estoy muy orgulloso de haberlo hecho«, explica.

«Ha sido realmente agradable servir de inspiración a alex yee»

El múltiple medallista olímpico ha reconocido que de lo que más orgulloso se siente es de haber sido una inspiración para su compañero, Alex Yee. En una entrevista el nuevo ídolo británico dijo que una de las principales cosas que lo inspiraron fue ver a los hermanos en Londres 2012.

“Primero me hizo sentir bastante mayor, pero el hecho de que un joven atleta de ese increíble talento nos haya visto correr en casa, nos haya visto ganar medallas olímpicas, fuimos los primeros británicos en hacerlo, y ahora está aquí ganando su dos medallas olímpicas, eso significa mucho para mí«.

Sin margen para asimilar

El deporte de élite deja poco tiempo para mirar a tu alrededor. Menos aún si quieres estar en la cima durante toda una década. Es precisamente lo que le ha ocurrido a Jonny.

En algún momento definitivamente me sentaré y pensaré en primer lugar en lo que Alistair y yo hemos logrado. Y luego también pensaré en nuestro legado», explica a TeamGB.

“A medida que avanzas en tu carrera deportiva, obtienes edificios con tu nombre, incluso pubs con nuestro nombre. No tienes tiempo para asimilar todo eso, definitivamente en algún momento lo haré «.

Pero esperemos que no sea pronto. Es el momento de abrir una nueva etapa y, ojalá, Jonny Brownlee disfrute de una exitosa carrera en la media y larga distancia.