Tom Dumoulin, 32:38 en un 10K de Holanda

Tom Dumoulin
Tom Dumoulin cruzando la meta del 10k en 32:38

Al igual que hemos visto a triatletas competir en gravel u otras disciplinas que no acostumbran a hacer durante la temporada, han sido varias las ocasiones durante estas últimas semanas en las que hemos podido ver a ciclistas profesionales compitiendo en atletismo durante su off-season.

Yates y Ovett, sub 3h en maratón

Al ciclista del Ineos, Adam Yates, afincado actualmente en Andorra, lo vimos bajar de las 3h en la Maratón de Barcelona. “Un par de semanas en la playa no ha sido la mejor preparación, pero estoy feliz con las 2 h 58 min 44 seg en la Maratón de Barcelona”, publicaba el ciclista inglés en sus Instagram tras la carrera.

A la otra punta del charco, el ciclista profesional Freddy Ovett, corrió los 42 kilómetros de Los Ángeles con una semana de preparación específica, en 2 h 48 min 55 seg. El ciclista australiano ya sabía lo que era ponerse un dorsal en atletismo,  fue atleta hasta 2012 donde se pasó al ciclismo profesional.

Dumoulin sube al pódium hasta en época de descanso

Este fin de semana ha sido el turno del neerlandes Tom Dumoulin, ganador del Giro de Italia en 2017 y medallista este año Tokio tras estar apartado unos meses de la competición. El ciclista del Jumbo-Visma se apuntó durante su “descanso” a una 10k en Maastricht, la Groene Loper Run, donde consiguió entrar en meta en segunda posición a tan solo 17 segundos del vencedor.

Lo que más ha llamado la atención no ha sido el puesto, si no la marca que ha hecho, 32 min 38 seg. La distancia no es homologada y por el Strava de Simons Wouter, el ganador de la prueba, estaba algo corta, le salieron 9,84 kilómetros y un desnivel positivo de 18 metros.

A 3:18 el kilómetro y sin carbono

Si la distancia del GPS de Wouter fuese correcta, Tom corrió en torno a 3 min 18 seg el kilómetro, unos ritmos muy buenos si tenemos en cuenta que no corre de manera habitual, pero que demuestra la gran capacidad aeróbica de los ciclistas profesionales. 

Como dato curioso, corrió con unas zapatillas sin placa de carbono.