¿Sabes cuáles son las marcas de bicicletas españolas más famosas?

La industria ciclista española ha sido, y sigue siendo, un motor fundamental para el desarrollo y fomento del ciclismo y del triatlón en nuestro país. Se trata de un sector con una gran crecimiento y que ha evolucionado mucho en los últimos años, llegando a contar algunas de sus marcas con proyección incluso internacional. Aquí va un repaso a las algunas de las mejores marcas de bicicletas de españolas.

BH

Una de las marcas de bicicletas españolas más emblemáticas. Con cerca de 100 años de historia, la marca nace en Eibar a principios de 1900 de la mano de los hermanos Beistegui como un taller familiar que más tarde, allá por 1923, empezaría a fabricar bicicletas.

A manos de BH Eneko Llanos fue subcampeón del mundo de IRONMAN, Nicola Spirig fue campeona olímpica o Mario Mola ha ganado tres veces el mundial de triatlón ITU.

Además, BH ha sido uno de lo grandes impulsores del ciclismo español con el apoyo a uno de nuestros equipos ciclistas profesionales, el Burgos BH.

Entre sus modelos más conocidos la BH G8 Disc del propio Mola o la Aerolight Disc con la que Eneko Llanos participará en el próximo Challenge Daytona.

Orbea

Si entre las marcas de bicicletas españolas hay otra que se ha hecho un hueco en el panorama internacional, esa es Orbea. Ubicada también en el País Vasco, esta marca fabrica bicicletas desde 1926 y se ha convertido en un emblema de nuestro país.

El mayor embajador de Orbea en el triatlón internacional es el triatleta norteamericano Andrew Starykowicz: con la Orbea Ordu el triatleta de Chicago atesora los cinco mejores tiempos en un segmento ciclista de IRONMAN.

En nuestro país, uno de los representantes más conocidos es Pello Osoro, quién también usará una Ordu para su próxima prueba, el IRONMAN Portugal.

MMR

Otra de las marcas de bicicletas españolas con sede en el norte, en este caso Asturias. Con un pasado mucho más reciente que sus competidoras, MMR echó a andar en 2008. Pero en poco más de una década ya se ha posicionado como una de las mejores marcas en relación calidad precio.

En el triatlón español encontraron un hueco de la mano de Iván Raña, a quien pudimos ver compitiendo con sus modelos en 2017 y parte de 2018.

marcas de bicicletas españolas
Foto: Iván Raña

Berria

Uno se los puntos fuertes de esta marca es las posibilidades de configuración durante el proceso de compra, que hacen que puedas personalizar la bicicleta más que en otras marcas.

Aunque la carretera no es su punto fuerte y en el triatlón no han tenido gran repercusión (no fabrican cabra ni modelo contrarreloj), Berria se ha hecho un hueco en el mercado en sus apenas 10 años de vida.

Como curiosidad cabe mencionar que el Team Medellín, donde corre un más que conocido Oscar Sevilla, lo hace con bicicletas Berria.

Megamo

Una marca que cuenta con más presencia cada vez. Debido a su crecimiento se han involucrado en el montaje de bicicletas de alta gama, como su modelo Pulse Elite AXS 01, que alcana los 7.999 €. Son muy comunes en la zona de Cataluña, de donde es originaria esta marca.

Aunque sus cuadros llegan desde Asia, las bicicletas se montan al completo en su centro de Girona.

marcas de bicicletas españolas
Foto: PULSE ELITE AXS 01

Metta

La carta de presentación de esta marca es clara: «Siempre hemos intentado ofrecer al mercado lo que nosotros mismos nunca hemos encontrado: que el cliente elija como quiere que sea su bici y no tener que amoldarse a lo que las grandes marcas “obligan”.

De nuevo una marca del País Vasco que destaca por su proceso de compra: atención personalizada y directa, sin intermediarios, con asesoramiento a nivel de material, asistencia mecánica, gestión propia de las garantías, optimización del rendimiento y, «como elemento diferenciador, la personalización absoluta de nuestras bicicletas realizando montajes a la carta«.

Y esta vez sí, de nuevo encontramos modelos de cabras.

Massi

Massi cuenta con una gran tradición en el mundo del MTB, donde es muy conocida y además cuenta con un equipo UCI. Nacida a finales de los años 70, esta marca catalana ha conseguido hacerse un hueco en el mundo del ciclismo de carretera gracias a sus grandes precios.