Así entrena Albert Moreno durante la pretemporada

Albert Moreno
Albert Moreno durante la pretemporada.

Hace poco más de un mes, Albert Moreno, triatleta profesional del equipo austriaco Pewag Racing Team, cerró su temporada proclamándose Campeón de España de Duatlón MD.

Previsualizar en nueva pestaña

Junto a este, el de igualada ha conseguido otros grandes resultados, como el 6º puesto en el Challenge de Mogán (Gran Canaria), el 2º puesto en Challenge Davos, justo por detrás de Roberto Sánchez, o el 10º lugar en el Challenge St. Polten.

Estos resultados han hecho que consiga acabar el año en el puesto 70 del World Ranking de la PTO. Aunque está 8 puestos por detrás de donde acabó en el 2020, con la subida exponencial de nivel que ha habido, es para estar contento.

Satisfecho pero no conforme

Así lo ha demostrado en sus redes, donde subía una foto de su perfil en la web de la PTO, donde se puede ver su puesto, sus “niveles” en cada disciplina según la PTO y escribe: “Estoy satisfecho y con ganas de trabajar en la natación y en la bici para dar una mejor versión en 2022”.

Además de triatleta profesional, padre y marido, Albert es Youtuber a tiempo parcial y esta semana, en su último vídeo, nos ha enseñado cómo trabaja en pretemporada.

Las primeras semanas son muy parecidas en cuanto a estructura. Lunes, miércoles y viernes con un trote fácil de unos 40-45 minutos y a continuación va a la piscina, donde nada unos 2000, 2500 metros.

Correr sin mirar el reloj

Los ritmos del trote ni los miro, en torno a 4:30-5:00, es simplemente para volver a meter impacto en el cuerpo y que se vaya acostumbrando”, nos comenta antes de enseñarnos su nuevo corte de pelo aerodinámico. Ya decía en su Instagram que iba a intentar mejorar la bici, pero no pensábamos que lo iba a llevar a esos extremos.

“La sensación que me encanta es cuando pierdes la forma y la comienzas a recuperar poco a poco. Poquito a poco, sin prisas”

Mientras nos va enseñando su día a día durante una semana completa, Moreno nos cuenta una de sus claves para tener más adelante una exitosa temporada, “sobre todo hacer una buena base sin hacerse daño”, parece una tontería que todo el mundo sabe, pero después a la hora de aplicarlo no es tan sencillo.

Los martes y los jueves cambia el bañador y las zapatillas de correr por la ropa de gimnasio y la bicicleta. Primero toca gimnasio y después, seguido a la bicicleta. En torno a 1h30 bastante fácil.

A pesar del mal tiempo, se sale a fuera a entrenar

El fin de semana aprovecha para rodar algo más y a pesar del frío, el mal tiempo y que no le cierra el maillot, sale a hacer 3 h de bici, metiendo algunos puertos en compañía de amigos.

Por último, a pesar de ser domingo y del frío, madruga y sale a hacer 1h15-1h30 de andar correr y parar a hacer fotos por la montaña.