Beneficios de entrenar en invierno

Pello Osoro
Foto: Pello Osoro

Está empezando a llegar el frío de verdad a la península, se empiezan a ver las primeras nevadas y a no ser que seas Pello Osoro, dudamos que te haga excesiva ilusión esto.

Conforme llega el frío, viene la pereza y se van las ganas de salir a entrenar. Para intentar mejorar esas ganas de correr o de ir en bici en el exterior, nadar puede que sea pasarse de motivados, os contamos algunos beneficios de entrenar en un clima frío.

Mejora nuestro estado de ánimo

El conocido profesionalmente como trastorno afectivo estacional (SAD, por sus siglas en inglés), es cuando nos sentimos deprimidos y nuestro estado de ánimo está mal a pesar de todo vaya bien. Esto sucede debido a que los días son más cortos y nuestro cuerpo/mente no recibe suficiente luz y endorfinas.

El ejercicio ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo en cualquier época del año, pero tiene un efecto particularmente profundo durante el invierno, elevando esas importantes hormonas del bienestar y manteniendo alejada la tristeza invernal. De hecho, hay estudios que han demostrado que un buen entrenamiento puede ser hasta cuatro veces más efectivo que tomar antidepresivos para mejorar los síntomas de la depresión. Además de ser un estimulante eficaz del estado de ánimo, salir al aire libre en climas fríos puede ayudarnos a reponer los niveles de vitamina D en la piel.

Quema más calorías

Esto se debe a que nuestro cuerpo trabaja mucho más para mantener regulada la temperatura corporal. A medida que el cuerpo trabaja para mantenerse caliente, nuestro metabolismo se acelera y el cuerpo quema más calorías y grasas.

Buen ejercicio cardiovascular

El clima frío obliga a nuestro cuerpo a trabajar aún más duro mientras entrenamos y esto también se puede aplicar a nuestro sistema cardiovascular. A medida que el corazón trabaja más para bombear sangre por todo el cuerpo durante el entrenamiento en climas fríos, este ejercicio ayuda a mantener nuestro corazón en plena forma. Dado que las enfermedades cardiovasculares son una gran amenaza en nuestra sociedad, el hecho de que fortalezca nuestro corazón, es un buen motivo para salir de casa a entrenar.

Estimula el sistema inmunológico

Invierno es época de virus y gripes, solo algunos consiguen llegar a la primavera sin haber pasado algún resfriado común o una gripe. 

Hacer ejercicio no solo ayuda a combatir los síntomas de un resfriado o gripe, sino que también reduce la probabilidad de que te afecten. Entrenar en climas fríos hace que nuestro sistema inmunológico trabaje más duro y esté más preparado para luchar contra estos invasores y sus desagradables síntomas.

Oportunidad de entrenar cosas diferentes

El clima invernal y la pretemporada siempre trae la oportunidad de probar algunas disciplinas que quizás no hayamos experimentado antes, como el esquí de fondo y el triatlón de invierno. Siempre viene aprovechar estas oportunidades para salir de la zona de confort.  

Los más valientes pueden probar a nadar en agua fría. Está demostrado que alivia el estrés y mejora la circulación.