El director de carrera de Roth es claro: «No podemos garantizar que la prueba se celebre en septiembre»

Challenge Roth
Challenge Roth

A principios de semana supimos que Challenge Roth se sumaba a la lista de pruebas aplazadas en 2021. La organización del «mejor triatlón del mundo» decidió aplazar la prueba del 4 de julio al 5 de septiembre de 2021.

Dos días después de emitir el comunicado, el directo de la carrera, Felix Walchshöfer, ha hablado sobre los motivos de la decisión y el futuro inmediato de la carrera con el medio alemán tri2b.

Las restricciones para entrenar y viajar, principales responsables

«Hay bastantes razones«, dice Walchshöfer sobre los motivos que explican el aplazamiento de la prueba a septiembre. «La decisión del gobierno federal de que no habrá más aperturas por el momento y que los viajes seguirán estando prohibidos».

En Alemania, y en algunos otros países, las piscinas llevan meses cerradas. «Hay muchos que quieren participar en el Challenge Roth por primera vez. Para ello necesitan una formación razonable», explica el director. «Cuando haga más calor, podrán entrenar en lagos», pero ahora «nadie puede entrenar«.

Lo mismo sucede con las restricciones de algunos países en lo respectivo a los viajes. «En el caso de Australia afecta a 300 atletas, tienen prohibido salir del país», explica Walchshöfer, para quién «sigue habiendo demasiadas restricciones de viaje como para permitir que se celebre una competición internacional en julio«.

No se puede garantizar que Roth vaya a celebrarse en septiembre

Tri2b ha preguntado al director de carrera de Roth sobre las garantías de que la prueba de el pistoletazo de salida en septiembre: «No se puede garantizar. Eso sería poco serio«, ha dicho Walchshöfer.

En el mes de julio la organización se reunirá con el departamento de salud y la oficina del distrito para reevaluar la situación, pero el máximo responsable de Roth ve «una posibilidad realista». De ahí la decisión de aplazar la prueba y no cancelarla, como sucedió en 2020.

«Hay dos razones (para no cancelar): las vacunas están progresando. Además, los meses de verano traen consigo mucha relajación en cuanto al COVID-19, como se demostró el año pasado», explica Felix Walchshöfer, que espera que la tendencia sea igual este año.

Sin embargo, es realista, «podría estallar en septiembre«. La situación es complicada y hay mucha incertidumbre, por eso desde Roth han decidido ser «muy complacientes con los atletas».

La organización ha puesto en marcha una «estrategia de riesgo cero» para los triatletas. Estos podrán reservar nuevamente su dorsal para septiembre o para el año que viene. En el caso de cancelación definitiva recibirán una devolución con unos gastos de gestión de 90 euros.

Una posible cancelación de Kona podría atraer más PROs a Roth

El responsable de Roth ha quitado hierro a la cercanía de fecha con IRONMAN Kona y cómo esto pueda afectar al campo de salida élite.

«Para nosotros, los atletas de las categorías de edad están claramente en primer plano«, explica Walchshöfer. Es consciente de que podrían tener una starlist de PROs más reducida, pero también de las ventajas si cae el mundial de Hawaii. «Si se cancela Kona, tal vez todos los atletas de alto nivel estén en Roth. Pero, ante todo, tenemos una obligación con quienes pagan nuestros sueldos, que son los deportistas de las categorías de edad».