Mario Mola consigue la mínima para el campeonato de España de 5.000 metros

Mario Mola

«Agradecido con la posibilidad de competir aun estando lejos de mi mejor versión«, escribía Mario Mola su cuenta de Instagram tras competir en el Grand Prix francés este fin de semana. Y es que, aunque el balear vea la temporada como un “año de transición”, volver a enfundarse el mono de trabajo siempre es una buena noticia.

Anoche, tan sólo dos días después de su 20ª posición en Châteauroux, Mola volvió a enfundarse las zapatillas de clavos (lo había hecho a primeros de mes, cuando volvió a las pistas con una marca de 8’07″82 en un 3.000 metros) para correr en la prueba de 5.000 metros en el VII Gran Premio de Atletismo Diputación de Castellón.

Mínima para el campeonato de España

«Marcarse unos objetivos específicos es martirizarse”, afirmaba hace unas semanas en una entrevista. Sin embargo, el triple campeón del mundo tenía uno muy claro: conseguir la mínima para el campeonato de España de atletismo. Ayer Mario tomó la salida con la intención de bajar de 13’55» y finalmente abrió la puerta al nacional de 5.000.

Mola pasó el 3.000 en 8:09 para acabar cruzando la línea de meta en la 4ª posición con una gran marca de 13’41″58 en una carrera rapidísima donde la victoria fue para Thierry Ndikumwenayo (13’26») seguido de José Ignacio Jiménez (13’35») y Abdessamad Oukhelfen (13’36»).

Próxima parada para Mario Mola: WTS Hamburgo

Pese a haber logrado la marca no es seguro que Mario Mola tome la salida en el próximo campeonato de España. Las marcas de los demás atletas y el calendario internacional de triatlón decidirán por él. De momento el próximo objetivo pasa por el regreso de las Series Mundiales de triatlón en Hamburgo, una prueba que cuenta con el nombre el español entre sus inscritos.

Junto al triatleta de BH estarán Fernando Alarza, Antonio Serrat y Roberto Sánchez Mantecón. La gran ausencia será Javier Gómez Noya, que ayer lograba la 3ª plaza en la Super League Arena Games.